¿Qué, cómo y cuánto debo comer antes de nadar?

En algún momento, todos hemos caído en esta frase: “Si entreno sin comer, a lo mejor bajo más rápido de peso”.

Sin importar la edad que uno posea o los objetivos que desee lograr mediante la natación, siempre se mantiene una constante: una buena nutrición antes de nadar es esencial para un entrenamiento excelente. ¿Qué significa esto?

Si bien es cierto que una ingesta calórica menor a la utilizada durante el día resulta en pérdida de peso corporal, esto no es todo lo que ocurre con nuestro organismo. Al agregar una sesión de natación, conocida por su alto trabajo anaeróbico y de consumo de calorías, a un estómago vacío, el cuerpo tomará reservas de energía de todo lo que pueda encontrar (reservas de grasa, como fuente primaria e inmediata, pero también un porcentaje del músculo ya creado). Después de una hora de esta manera, el resultado suele ser un sentimiento de fatiga, mareos y náuseas leves, e inclusive, en casos de sobre exigencia, desvanecimientos.

Un snack óptimo antes de entrenar es lo más adecuado ya que ayuda a prevenir bajos niveles de azúcar en la sangre, relajar tu cuerpo y potenciar el desempeño muscular (¡lo mejor es que no obstaculiza que se que la grasa corporal de todos modos!).

A continuación, una lista que puede ayudar a dar sentido en qué y cuánto comer antes de un entrenamiento, en base al tiempo que tengas:

  1. Desayunos/Almuerzos/Cenas: mínimo 2h.
  2. Una porción de frutas y/o cereales (100-150gr): entre 1/2h a 1h antes.
    1. Naranjas, bananas, manzanas, uvas, etc.
    2. Granolas, Kiwicha, hojuelas de maíz, etc.
  3. Rebanada de pan con… (100-150gr): entre 1/2h a 1h antes.
    1. Mantequilla de maní
    2. Mermelada
    3. Queso cottage
  4. Otras opciones (100-150gr): entre 1/2h a 1h antes.
    1. Frutos secos
    2. Tartas de arroz
    3. Galletas de maíz o bajas en grasa
    4. Barras de muesli o granola
    5. Muffins naturales y gelatinas

Entonces, las comidas antes de una sesión de natación son de alta importancia para el desempeño del nadador; sin embargo, antes de un entrenamiento, evitar comidas y bebidas con altos niveles de azúcar, grasas, fibras, y proteínas de difícil digestión. Las frutas siempre son la mejor opción. Además, ¡Te ayudarán a mantenerte hidratado!

También te podría gustar...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *